17 de julio de 2008

Workrave: software para su salud

Quiero compartir hoy un "volado" informático que tiene el poder de hacer maravillas por su salud. Se trata de una pequeña joya de software libre, gratuito y multiplataforma llamado Workrave.

Si usted, como yo, pasa la mayor parte de su día sentado(a) frente a una computadora, sin duda conoce los síntomas: ojos llorosos, hombros adoloridos, codos rígidos, dedos y muñecas adormecidas; todo producto de largos ratos de sedentarismo y mala postura, fijando la mirada en la pantalla, tecleando y haciendo clics con el ratón. Se llama síndrome de esfuerzo repetitivo, que, si no se previene adecuadamente, puede conducir a una lesión conocida en la literatura como RSI (o LER en español). Es un problema endémico a nivel mundial y el costo de vivir en la sociedad de la información. Genera pérdidas anuales de millones de dólares en incapacidades laborales, productividad perdida, terapias de rehabilitación, etc.

Hace unos años, dos talentosos programadores, Rob Caelers y Raymond Penners, decidieron atacar el problema desde su raíz. Y, para ello, crearon un software al que llamaron Workrave. Una vez instalado, el programa vigila silenciosamente su actividad de clics y tecleos. Cuando se alcanza un límite predeterminado (y que cada persona puede ajustar a sus necesidades o preferencias), despierta y le avisa.

Seguidamente se describe el proceso de instalación y configuración en ambiente Windows XP:

El paso inicial obvio es descargar la aplicación (el archivo mide 7 MB). En distribuciones de Linux tales como Ubuntu, Workrave se ofrece como parte de las aplicaciones directamente soportadas.

Cuando se ejecuta el programa instalador, primero se debe aceptar la licencia GPL y la carpeta de instalación. Seguidamente se selecciona si realizar una instalación completa o compacta; en caso de que esté utilizando el software por primera vez, se recomienda escoger la opción completa:



A continuación se elige el grupo del menú de inicio al cual agregar la aplicación, así como si se desea crear un acceso directo en el Escritorio y si el programa debe iniciar automáticamente o no con Windows (que es la opción recomendada):



Una vez concluida la instalación, se puede lanzar el programa inmediatamente. Aparecerá en forma de icono en la bandeja del sistema:



Para especificar las opciones personales, haga clic con el botón derecho del ratón sobre dicho icono y escoja "Preferencias" para ver las opciones de "Temporizadores":



Existen tres clases de temporizadores y, por ende, tres clases de acciones que el programa realiza cuando se alcanza cada uno:
  • Las micropausas son interrupciones breves que conviene realizar cada cierto tiempo. Por ejemplo: descansar 30 segundos cada diez minutos de trabajo acumulado. En este caso, Workrave se limita a sugerirle que se detenga y se mueva o estire un poco, mientras muestra en pantalla el tiempo transcurrido.
  • Los descansos son pausas más largas y más distanciadas entre sí. Durante una de éstas, el programa le sugiere realizar una serie de ejercicios sencillos, mostrándole en pantalla cómo hacerlos. Luego, le recomienda que por el resto del tiempo se aleje de su computadora y se relaje.
  • Los límites diarios son tiempos máximos de trabajo diario. Es decir, es el mayor lapso de tiempo que está usted dispuesto(a) a trabajar con la computadora durante un día. Una vez alcanzado el límite, evidentemente que solo hay una acción recomendada posible: apagar el equipo y hacer otra cosa.




Reitero que cada usuario(a) fija sus propios límites e, incluso, puede optar por activar unos y desactivar otros. Por ejemplo, es posible que usted no quiera o no pueda darse el lujo de establecer un límite diario de trabajo. En este caso, simplemente no active el correspondiente temporizador. El software solo pretende recordarle la necesidad de descansar y ejercitar su cuerpo periódicamente; no le obliga a hacerlo. Además, como se observa en las imágenes de arriba, le ofrece la posibilidad de saltar una pausa o bien de postergarla, en caso de que el aviso aparezca en un momento inconveniente.

Otra aclaración: Workrave solo contabiliza su tiempo efectivo de trabajo en la computadora. Es decir, sus contadores internos se incrementan solo cuando teclea o hace clics con el ratón. No es un cronómetro de tiempo real.

En fin, me parece que la bondad de esta clase de software es más que evidente. Repito que es libre y gratuito, así es que hágase un favor e instálelo hoy mismo en su computadora. Si usted es el jefe de una empresa u organización, hágalo instalar en las computadoras de todos sus empleados. Le estará haciendo un favor a su salud personal, a la de sus colaboradores y a la salud pública en general.

Workrave está disponible en español y funciona en las plataformas Windows y Linux.

1 comentario:

fede2 dijo...

Un poco tarde (hace rato que no me meto al blog, entonces estoy leyendo entradas antiguas), pero vale mensionar que los ejercicios que se recomiendan hacer para prevenir daño, sobre todo en las muñecas por el síndrome del túnel carpiano, no tienen base científica.

Para evitar este síndrome, lo único que conozco que si tiene estudios que lo respalden, es utilizar guantes para las muñecas y/o teclados especializados.

Si muy bueno eso de los descansos, sobre todo para los ojos.