11 de julio de 2008

Teletrabajo y crisis energética

Un reportaje en La Nación de hoy destaca que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) planea avanzar con un programa de implantación del teletrabajo, permitiendo a unos mil empleados de esa entidad trabajar desde sus casas. Esto a partir de la constatación de los ahorros y el aumento de productividad resultantes durante un plan piloto exitoso que se realizó. El ICE dotará a los funcionarios seleccionados de computadoras portátiles, conexión de banda ancha a la Internet y pago de la tarifa mínima del servicio telefónico. A cambio, espera ahorrar unos ¢295.000 mensuales en costos de operación.

Por su parte, según la misma nota, "Alicia Avendaño, secretaria técnica del Gobierno Digital, señaló que emitirán una directriz para impulsar el teletrabajo en el Estado. Además, el Ministerio de Trabajo analiza cuál es la normativa legal necesaria." Todo esto aparece reafirmado en otro artículo que publica hoy también el diario La Prensa Libre.

Al mismo tiempo, en la sección de Opinión de La Nación aparece el artículo "Una solución simple a la crisis del transporte", del Ing. Rolando Portilla P., quien también promueve el teletrabajo "para solucionar o mitigar los problemas relativos a la crisis del transporte y a la grave contaminación que ocasiona".

El 7 de noviembre de 1994 (¡hace 14 años!) publiqué en ese mismo periódico un artículo sobre esta temática. Es demasiado antiguo como para poder consultarlo en el archivo en línea de La Nación y, por ello, lo encuentran aquí: "Telecommuting, nueva opción laboral".

Notas posteriores:

2 comentarios:

Daniel Calvo dijo...

Hace 14 años que increíble, sin duda estaba esperando se refiriera a este tema Don Christian.

Según tengo entendido, si bien rescato el impulso que se le pretende dar al teletrabajo este carece de sustento legal, unicamente en nuestro Código de Trabajo de 1943, en los artículos 109 al 112 se regula la figura de "los trabajadores a domicilio", sin embargo en esos artículos no se menciona absolutamente nada del trabajo realizado mediante medios eletrónicos.

Sería interesante profundizará un poco Don Christian.

Saludos Cordiales

Christian Hess Araya dijo...

Daniel, efectivamente el marco legal es virtualmente nulo. Quizás solo en la ley 7600 y su reglamento (sobre los derechos de las personas discapacitadas) hay unas referencias útiles, aunque indirectas. Entiendo que el Gobierno piensa entrarle a la regulación vía decreto ejecutivo, que no es -en mi opinión- lo mejor, pero, como dicen, "peor es nada".