11 de agosto de 2010

Triunfo para los derechos humanos en Costa Rica

El excelente artículo de Kevin Casas el pasado 7/8/10 en La Nación ya lo hacía sentir en el aire. Ayer, la Sala Constitucional declaró con lugar un recurso de amparo que descarrila la realización del referéndum que se iba a realizar en diciembre para decidir la suerte del proyecto de ley sobre uniones civiles de personas del mismo sexo (ver cobertura en La Nación, Diario Extra y La Prensa Libre). Esto evita que nuestro país pase por la vergüenza internacional de poner a votación si se respetan o no los derechos humanos de un importante sector de la población.

Para mi, lo más relevante de la decisión trasciende el caso particular de la comunidad GLBT, porque deja en claro, de manera general, que las mayorías no están llamadas a abusar de su peso numérico para someter y discriminar a las minorías. Esa es precisamente una de las razones esenciales de por qué existe el derecho internacional de los derechos humanos.

El tema regresa ahora a la Asamblea Legislativa, lugar donde siempre debía estar, tal y como lo comenté en el 2006.

No hay comentarios: